Pensamiento Lateral, una forma distinta de pensar

¿Qué ocurriría si te entrenaras para pensar de otra manera? ¿Qué pasaría si no te conformaras con la primera solución que encuentras a los problemas y buscaras la solución más óptima? El pensamiento lateral nos ayuda a pensar de una forma diferente para obtener resultados distintos.

El Pensamiento Lateral, término instaurado por Edwar Bono, es una forma distinta de pensar, que nos permite resolver problemas de manera creativa. En vez de pensar en lo que ya existe (pensamiento vertical), te anima a pensar sobre lo que podría llegar a existir. Esta técnica consiste en desviarnos del camino o patrón habitual del pensamiento, moviéndonos hacia los lados para mirar al problema desde otra perspectiva, ampliando así la visión del mismo y la capacidad de obtener nuevos recursos para resolverlo.

Mediante el uso del pensamiento lateral encontramos distintas, nuevas e ingeniosas soluciones para los problemas que nos surgen en el día a día. Esta forma de pensar puede sernos útil para solucionar problemas comunes tanto personales como profesionales.

El doctor de Hardvard Robert Swarz, director del National Center For Teaching Thinking de EEUU, señaló que aproximadamente, “el 90-95% de la población del planeta no sabe cómo pensar con cuidado”, la mayoría de ellos porque han sido enseñados en la escuela a pensar de manera muy estrecha, a través del uso de la memoria.

Elementos claves del pensamiento lateral:

  1. Comprobación de suposiciones: nos enfrentamos a cada nuevo problema que se nos presenta con una “mente más abierta”.
  1. Hacer las preguntas correctas: hay que empezar haciendo preguntas generales para enmarcar el problema. Después hay que ir más al detalle, con preguntas más específicas, creando hipótesis hasta conseguir una visión alternativa que se acerque a una posible solución.
  1. Creatividad: nuestra propia imaginación nos servirá de herramienta para el pensamiento lateral. La creatividad es la capacidad o facilidad para inventar o crear cosas nuevas.
  1. Pensamiento lógico: hay que analizar cada idea de una forma lógica, sólo así conseguiremos poner en orden nuestros pensamientos, darles claridad y descubrir falsedades y prejuicios.

El pensamiento lateral es una habilidad mental adquirida con la práctica.

Técnicas para la práctica del pensamiento lateral:

  1. Provocaciones.
  • Palabra aleatoria: introducir una palabra al azar y generar palabras relacionadas con la misma. Se intentará unir cada palabra al problema, para generar ideas.
  • Escape: se examina el problema y se suprime una característica del mismo. A partir de allí se buscan ideas.
  • Piedra en el camino: exagerar, distorsionar, modificar la situación o problema.
  1. El método de inversión.

Buscar el contrario de la situación o problema y buscar una solución favorable. Tomar la solución del problema invertido nos ayudará a encontrar una solución del problema real.

  1. Fraccionamiento o división.

Dividir el problema en varias partes, se intentará reorganizarlo, modificando su estructura original con un nuevo orden.

  1. Respuestas idóneas.

Si se da respuesta al problema que se intenta solucionar, se supondrá que ya no es necesario seguir buscando soluciones, desechando así la posibilidad de encontrar una solución mejor.

Aquí te dejo cuatro ejercicios para solucionarlos a través del pensamiento lateral.

No pongas la llave de tu felicidad (1) Une los nueve puntos con cuatro líneas rectas sin levantar el lápiz del papel. No pongas la llave de tu felicidad (1) No pongas la llave de tu felicidad

Si te ha gustado y crees que le puede servir a alguien, ¡compártelo!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *