7 Técnicas para reducir el estrés

¿Te sientes presionado por tu entorno? ¿Estás agobiado, preocupado y agotado? Párate un segundo a escuchar tu cuerpo, él es el mejor indicador de que algo va mal y antes de somatizarlo de una manera peor hazte un favor, detecta y cambia aquello que te provoca malestar.

El estrés como todo en la vida es bueno en su justa medida, una pequeña dosis de estrés nos puede dar un empujón y energía suficiente para llevar a cabo ciertas tareas, bien sea hacer ese trabajo que te ha mandado tu responsable para ya, bien sea el informe o la campaña que tengas que entregar a final de semana, etc.

Sin embargo, el estrés empieza a convertirse en un problema cuando viene en grandes dosis y puede provocar  consecuencias para nuestra salud tanto física como mental.

Según un estudio de la American Psychological Association, las principales causas del estrés son:

  • La presión laboral
  • La economía personal
  • La salud
  • Las relaciones

Éste estudio demuestra que:

  • El 77% de los síntomas físicos los somatizamos en forma de jaquecas, fatiga y náuseas.
  • El 73% de las personas que padecen estrés, sufren regularmente síntomas psicológicos como la ira o el exceso de nervios.
  • El 35% de las personas encuestadas, afirman que sentirse estresados les provocan ganas de llorar.

Queda demostrado por lo tanto, que el exceso de estrés es muy malo a nivel personal, pero ¿qué pasa con las empresas? ¿Cómo les afecta a ellas tener a sus empleados estresados?

El costo anual que deben pagar las empresas por las consecuencias tanto físicas como psicológicas de los empleados que padecen de estrés alcanza la suma de 300 billones de dólares anuales. En Europa, el estrés en el trabajo tiene un coste de 136.000 millones de euros al año.

Por suerte, existen técnicas que te ayudarán a prevenir este mal:

  • Untitled designLevántate más temprano: ir con el tiempo justo a trabajar sólo te provoca empezar el día acelerado y te aseguro que tu día continuará con esa tendencia.
  • Desayuna bien para tener más energía y organiza tu día con las tareas que tienes que realizar, repasa no dejarte nada que vayas a necesitar para no encontrarte con ningún imprevisto.
  • Si estás en posición de hacerlo, delega responsabilidades, no intentes acaparar tú todo el trabajo.
  • Descansa al menos 5 minutos cada 2 horas.
  • Elimina todo tipo de distracciones mientras trabajas para que tu tiempo se lo más efectivo posible.
  • Mantente bien hidratado, esto te hará bajar la tensión y calmará tu ansiedad.
  • Lleva una dieta equilibrada y haz ejercicio cada día. Hacer ejercicio libera endorfinas en tu cerebro, lo que provoca una sensación de bienestar inmediata

Ahora que ya sabes todo lo que provoca el estrés, tanto a nivel personal como a nivel económico, ponte a trabajar con las técnicas que te he dado y verás cómo tu nivel de ansiedad y agotamiento disminuyen. Merece la pena probarlo, ¿no crees?.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *