3 Claves para manejar las críticas destructivas

 

Muchas personas desconocen cómo dar un buen feed-back o realizar una crítica constructiva. Esto unido a la facilidad que hay hoy en día de expresar opiniones gracias a las redes sociales provoca que estas personas realicen sus críticas desconociendo el enorme daño que pueden causar a la persona a la que se la realizan si no lo hacen de una forma correcta.

El objetivo de este post es mostrarte tres claves para saber manejar las críticas destructivas.

 

TIPOS DE CRÍTICAS DE LAS QUE HABLAMOS EN ESTE POST

  • Críticas constructivas.

El objeto principal de la persona que la emite es ayudarte a mejorar. Normalmente estas críticas vienen acompañadas por buenos argumentos y algún consejo para mejorar.

Algunos ejemplos de críticas constructivas serían: “deberías revisar tus coletillas a la hora de hablar en público y tu exposición será de 10”, “tendrías que perder un poco de peso, es bueno para tu salud”, “debes leer más, así dejarás de cometer faltas de ortografía”.

  • Críticas destructivas.

El objeto principal de la persona que la emite es desprestigiar, hundir, hacer daño e intentar quedar por encima de esa persona a la que está criticando. Normalmente estas críticas no vienen acompañadas por buenos argumentos ya que no intentan hacerte mejorar. Se suele pretender tocar la autoestima de esa persona para que deje de realizar la labor que está llevando a cabo y tenga así menor visibilidad profesional.

Algunos ejemplos de críticas destructivas serían las siguientes frases: “no tienes ni idea de lo que estás hablando”, “lo que estás diciendo es una barbaridad”, “no sabes hacer nada bien”,…

 

 críticas destructivas 

 

¿QUÉ OCURRE CON LAS PERSONAS QUE CRITICAN DE MANERA DESTRUCTIVA?

Un estudio realizado por la Universidad de Wake Forest, en Estados Unidos, y publicado por la revista Journal of Personality and Social Psychology, indica que las personas que critican de manera destructiva pueden tener tendencia a la depresión y presentar inestabilidad.

En este estudio se averiguó que las críticas destructivas están directamente relacionadas con rasgos de la propia personalidad de quien la emite.

Por otro lado, los resultados del estudio demostraron que las personas que realizaban críticas o evaluaciones positivas, eran felices, amables, entusiastas y emocionalmente estables.

 

¿CÓMO AFRONTAR LAS CRÍTICAS DESTRUCTIVAS?

A continuación te ofrezco 3 claves que a mí me han funcionado muy bien para manejar las críticas destructivas.

  1. Párate un segundo y reflexiona: ¿la crítica que acabo de recibir es constructiva o destructiva?, ¿cuál creo que es la finalidad de la persona que acaba de criticarme a mi o a mi trabajo?, ¿para qué lo ha hecho?, ¿esa crítica está sustentada con buenos argumentos?, ¿creo que pretende hacerme mejorar o destruirme?
  1. No respondas a la crítica, al menos inmediatamente: date tiempo para llevar a cabo la primera fase y una vez hayas detectado si la crítica es constructiva o destructiva decide qué quieres hacer.

Si lo que has recibido es una crítica claramente destructiva mi consejo es siempre IGNORAR. Si esta crítica te ha ocurrido a través de las redes sociales IGNORA, BLOQUEA y si lo ves necesario DENÚNCIALO, ya que hay muchas personas que se dedican a desprestigiar a otros profesionales a través de internet y la misma policía nacional son los que aconsejan realizar la denuncia si llega a ser necesario.

  1. Acepta o rechaza la crítica: Después de recibir una crítica, tu cabeza inevitablemente empieza a darle vueltas a la información recibida. Este es el momento perfecto para decidir qué quieres hacer con la crítica y para ello te planteo dos opciones:

– Aceptar la crítica: ¿crees firmemente que la persona que te ha criticado lo ha hecho por tu bien?, ¿cuánto de razón tiene en lo que te ha dicho?. Reconocer los errores es de sabios, nadie es perfecto y no tienes por qué saberlo todo.

Ejemplo de aceptar una crítica: “Yo ……, decido aquí y ahora aceptar la crítica y tomar las medidas oportunas para mejorar en ese aspecto”.

Esto debes decírtelo a ti mismo y repetírtelo tantas veces como sea necesario y sobre todo, ponerte en marcha cuanto antes para empezar a mejorar todo lo que puedas y seguir avanzando.

– Rechazar la crítica: ¿crees firmemente que la persona que te ha criticado lo ha hecho para herirte o infravalorarte a ti o a tu trabajo? Si es así, nunca dejes que nada ni nadie te quite ni tus ilusiones, ni tu confianza en ti mismo/a.

Ejemplo de rechazar una crítica: “Yo ……, decido aquí y ahora rechazar por completo esta crítica que sólo pretende hacerme daño y mantener mi felicidad, mi ilusión y mi confianza en mi mismo/a.

Esto debes decírtelo a ti mismo y repetírtelo tantas veces como sea necesario hasta que creas firmemente en lo que dices.

 

Las críticas destructivas pueden llegar a minar la moral de una persona. Si has sufrido alguna de estas críticas y no has sabido manejar la situación de la manera más beneficiosa para ti, es muy probable que te sientas decaído/a, tu autoestima haya bajado y empieces a dudar de ti mismo/a. Formarse en Inteligencia Emocional te ayuda a identificar y gestionar tus emociones, por otro lado el Coaching te puede ayudar a recuperar esa autoestima perdida, tu ilusión y tu paz interior.

UTILIZA TODO LO QUE TE OCURRA PARA AVANZAR

Si quieres saber cómo dar y recibir feedback lee mi post en el que hablo de todo ello aquí mismo

¿Te ha gustado y crees que puede servirle a alguien? ¡COMPÁRTELO!

 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *